Educación para adultos

Cómo enfocar la experiencia de regresar a la universidad.


Más de dos millones de adultos en los Estados Unidos regresan a la escuela cada año. Regresar a la universidad como adulto puede ser tanto un reto como una experiencia muy gratificante. Tal vez regreses a la universidad para finalizar una carrera, obtener un nuevo título o completar los cursos necesarios para obtener una certificación técnica o vocacional. Quizás quieras cambiar de carrera o simplemente buscas crecimiento personal. Cualquiera que sea la motivación, siempre puede ayudar avivar tus destrezas con la administración financiera y aprender cómo balancear mejor tus responsabilidades académicas con el trabajo que ya tienes y tus obligaciones familiares.

A continuación te presentamos algunos consejos útiles para administrar las diferentes tareas que implica el regresar a la universidad cuando eres un adulto:

Explora tomar pocas clases

Algunos centros universitarios, universidades y programas en Internet les permites a los estudiantes adultos tomar cursos individuales sin inscribirse como estudiante a tiempo completo. Compara las clases de noche con los programas de educación a distancia en Internet para ver cuál se corresponde más a tus necesidades.

Asiste a una orientación de la universidad

Muchas instituciones llevan a cabo orientaciones para los estudiantes o tours del campus antes de que comience cada semestre, y algunas veces ofrecen orientaciones especiales para los estudiantes que no son tradicionales. Estas orientaciones a menudo incluyen información sobre los recursos del campus, los servicios de re-ingreso y las habilidades de estudio. También ayudan a los estudiantes a familiarizarse con el campus y les ofrecen una buena idea de lo que pueden esperar al comenzar las clases.

Establece tus metas educativas

Pregúntate si quieres cambiar de carrera, crecer profesionalmente o finalizar un título que comenzaste hace años. El enfocarte en tu motivación te puede ayudar a definir tus metas educativas.

Escoge el programa de estudio que deseas

  • Certificado
    • Un certificado demuestra que completaste un número específico de clases y generalmente se requiere para el entrenamiento vocacional o técnico.
  • Título universitario de dos años ("associate's degree")
    • Por lo general, este título se obtiene después de completar dos años de estudio a tiempo completo o un total de 60 horas crédito semestrales. Los títulos universitarios de dos años en artes (A.A.) o ciencias (A.S.) por lo general se ofrecen en centros universitarios de dos años o comunitarios.
  • Título de cuatro años (pregrado)
    • Por lo general, este título se obtiene después de completar cuatro años de estudio a tiempo completo o un total de 120 horas crédito semestrales. Los títulos de cuatro años más comunes son el de arte (B.A.) o ciencias (B.S.)
  • Maestría (posgrado)
    • Un título de maestría requiere de uno a dos años de estudio a tiempo completo después del título universitario de cuatro años. Los dos posgrados más comunes son la Maestría en Arte (M.A.) y la Maestría en Ciencias (M.S.).
  • Doctorado
    • Estos títulos comprenden los niveles de estudio académico más altos y por lo general están diseñados de dos a tres años después de obtener una maestría.

Piensa en qué tipo de universidad vas a asistir

  • Centros universitarios de dos años, comunitarios y vocacionales
    • Los centros universitarios de dos años y comunitarios generalmente ofrecen programas que les permiten a los estudiantes obtener un título de dos años o grado asociado. El título de dos años se puede transferir a una universidad y aplicarse a un título de cuatro años. Los centros universitarios comunitarios también ofrecen programas de certificados. Los centros vocaciones proveen una variedad de oportunidades de entrenamiento en áreas como la tecnología, negocios, artes culinarias, cosmetología, diseño gráfico y de modas, entrenamiento paralegal y entrenamiento de salud y médico.
  • Centros universitarios y universidades de cuatro años
    • Los centros universitarios y universidades de cuatro años les permiten a los estudiantes obtener un título de cuatro años en una amplia variedad de disciplinas. Por lo general también ofrecen programas de posgrado para obtener una maestría, doctorado o títulos profesionales. Considera el tamaño de las universidades que estás investigando, ya que puede afectar el tamaño de las clases también.

Haz un inventario de tus créditos anteriores

Si estás reingresando a la universidad después de una ausencia, determina cuántos créditos universitarios previos pudieras tener. Incluso si algunos temas no parecieran aplicar a tu especialización, podrían contar como créditos electivos hacia un título.

Haz un plan académico

Cuando estés listo para seleccionar las clases para tu primer semestre, escoge las asignaturas en las que estás interesado y eres bueno. A medida que aumente tu confianza y te acostumbres a la vida universitaria, puedes probar asignaturas más difíciles o poco familiares.

Un plan académico te servirá de guía y agenda para mantenerte en la vía correcta. Revisa el plan a menudo y asegúrate de que te permita suficiente tiempo para el trabajo, la familia y otras actividades.

Exámenes, admisiones y solicitudes de ayuda económica

Una vez que identifiques las escuelas que ofrecen los programas en los que estás interesado, visita sus páginas en Internet y comunícate con las oficinas de admisión para obtener los catálogos de los cursos y las solicitudes de admisión, y pide las solicitudes de ayuda económica. Completa cualquier examen que sea necesario, así como todas las solicitudes de admisión y ayuda económica, incluyendo la FAFSA (Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes). Investiga todos los programas de ayuda económica y becas para los estudiantes adultos.

Crea un plan financiero

La mayoría de las escuelas tienen un equipo de profesionales para ayudar a los estudiantes a financiar su educación. Las subvenciones y las becas son un gran recurso que debes investigar, y muchos estudiantes que reingresan a la universidad se dan cuenta de que tomar un préstamo estudiantil es una buena opción para ellos.

Incluso una vez que tengas todo el financiamiento programado, continúa comunicándote constantemente con los profesionales de ayuda económica de tu universidad para mantenerte al día con respecto a la situación de la asistencia financiera. Mantén un presupuesto mensual para ayudarte a balancear tus gastos regulares con tus gastos educativos. Después de cada semestre, reevalúa tu posición financiera y discútela con un profesional de ayuda económica de la universidad. Con planificación, ayuda económica y apoyo, puede ser fácil para ti disfrutar de un regreso exitoso a la universidad.

Planifica tu tiempo

Muchos adultos continúan trabajando mientras asisten a clases en las noches y los fines de semana. Algunas compañías tienen programas que les reembolsan a sus empleados los costos de matrícula (a menudo requieren que se estudie en un área relacionada con el trabajo y que se tenga un rendimiento académico alto).

Después de asegurarte de que apoyan tu decisión de regresar a la universidad, habla con tu empleador sobre la posibilidad de ajustar tu horario en función de tus clases. Si trabajar a tiempo completo y estudiar medio tiempo no es lo mejor para ti en este momento, considera matricularte como estudiante de tiempo completo mientras reduces tu trabajo a medio tiempo.

Lo más importante es que recuerdes que estás regresando a la universidad porque quieres estar allí. ¡Ten confianza en ti mismo y disfruta la experiencia!