Aprende más sobre los préstamos federales

Préstamos con intereses bajos del gobierno federal


Si determinas que necesitas pedir dinero prestado para pagar la universidad, hay varios programas de préstamos federales estudiantiles para ayudarte a financiar tu educación.

Federal Direct Loan Program (FDLP)

Otro programa de préstamos federales de gran disponibilidad es el Federal Direct Loan Program (FDLP).  Bajo el FDLP, el Department of Education presta los fondos, la universidad te los entrega para tus gastos educativos y tú los pagas luego.
El FDLP incluye varios tipos de préstamos:

  • Los Federal Direct Subsidized Loans son préstamos estudiantiles que se basan en las necesidades económicas.   El gobierno federal paga los intereses acumulados mientras tú estás estudiando, durante un período de gracia de seis meses después de que te gradúes de la universidad y durante los períodos autorizados de aplazamiento de pagos.
  • Los Federal Direct Unsubsidized Loans son préstamos estudiantiles que no se basan en las necesidades.  Tú eres responsable de pagar los intereses sobre toda la vida del préstamo; sin embargo, puedes decidir que los intereses se acumulen mientras estás estudiando y durante el período de gracia y que se le añadan al capital (es decir, se le añadan al monto principal original que pediste prestado) cuando comiences a pagar.
  • Los Federal Direct PLUS Loans están disponibles tanto para los padres de estudiantes de pregrado dependientes como para los estudiantes de posgrado y profesionales que estén inscritos en aquellos programas que califiquen.  Si usted es un padre o madre o estudiante de posgrado o profesional, para poder calificar para un préstamo PLUS no puede tener una historia de crédito negativa y tiene que obtener un codeudor que tampoco tenga un crédito negativo.  Si le aprueban un préstamo PLUS, es responsable de pagar, además del capital, todos los intereses acumulados sobre el préstamo desde el momento en que se le desembolsó el préstamo hasta que se pague en su totalidad.
  • Los Federal Direct Consolidation Loans son préstamos que están disponibles si deseas combinar tus préstamos federales estudiantiles activos en un solo préstamo con un solo pago mensual.  En la mayoría de los casos, tú eres responsable de pagar todos los intereses acumulados sobre el préstamo desde el momento en que se te desembolsó el préstamo hasta que se pague en su totalidad.

Detalles sobre los préstamos subsidiados y no subsidiados

Cuando llenes la Free Application for Federal Student Aid (FAFSA), sabrás si reúnes los requisitos para un préstamo directo subsidiado (aquel en el que el gobierno paga los intereses hasta que comiences a pagar) o para un préstamo directo no subsidiado (en el que pagas todos lo intereses) en vez de, o además de, un préstamo directo subsidiado.
Límites anuales de los préstamos
Un estudiante de pregrado que sea dependiente (excepto un estudiante cuyos padres no pueden obtener un préstamo PLUS) puede pedir prestado las siguientes cantidades máximas de fondos de préstamos subsidiados y no subsidiados, de acuerdo con su año de estudio:


Año de estudio en un programa de pregrado

Límite anual del préstamo (subsidiado y no subsidiado)

Primer año

$5,500 — no se pueden subsidiar más de $3,500 de esta cantidad

Segundo año

$6,500 — no se pueden subsidiar más de $4,500 de esta cantidad

Tercer año y más allá

$7,500 — no se pueden subsidiar más de $5,500 de esta cantidad

Un estudiante de pregrado que esté independizado o un estudiante dependiente cuyos padres no pueden obtener un préstamo PLUS pueden pedir prestado las siguientes cantidades máximas de fondos de préstamos subsidiados y no subsidiados, de acuerdo con su año de estudio:


Año de estudio en un programa de pregrado

Límite anual del préstamo (subsidiado y no subsidiado)

Primer año

$9,500 — no se pueden subsidiar más de $3,500 de esta cantidad

Segundo año

$10,500 — no se pueden subsidiar más de $4,500 de esta cantidad

Tercer año y más allá

$12,500 — no se pueden subsidiar más de $5,500 de esta cantidad

Los estudiantes de posgrado o profesionales pueden pedir prestado hasta $20,500 al año en fondos de préstamos no subsidiados. Para los períodos de inscripción que comiencen en o antes del 1ro de julio de 2013, los estudiantes de posgrado o profesionales sólo califican para los préstamos directos no subsidiados.
Tasas de interés actuales
Para los préstamos federales directos subsidiados de un estudiante de pregrado al que se le haya desembolsado el primer monto en o después del:
1ro de julio de 2010 o antes del 1ro de julio de 2011          … la tasa de interés es de 4.5%*
1ro de julio de 2011 o antes del 1ro de julio de 2013          … la tasa de interés es de 3.4%*
* La tasa de interés es fija (es decir, no cambia) por toda la vida del préstamo.
Para los préstamos federales directos no subsidiados de un estudiante de pregrado o cualquier Federal Direct Loan (subsidiado o no subsidiado) de un estudiante de posgrado al que se le haya desembolsado el primer monto en o después del 1ro de julio de 2006, la tasa de interés fija es de 6.8%.
Hay dos excepciones para la tasa de interés que se cobra en un Federal Direct Loan (subsidiado o no subsidiado).

  • Para un Federal Direct Loan, que se haya desembolsado en o después del 1ro de octubre de 2008, a un miembro del servicio militar, no se cobra ningún interés durante los períodos de servicio militar activo que califiquen (por hasta 60 meses).
  • Si el prestatario reúne los requisitos de la Ley de Ayuda a Miembros Retirados de las Fuerzas Armadas, la tasa de interés sobre los préstamos obtenidos antes de su servicio militar activo podría limitarse a 6% durante ese servicio. 

Comunícate con el Direct Loan Servicing Center para obtener más información sobre estas excepciones.
Un Federal Direct Loan (subsidiado o no subsidiado) que se haya desembolsado por primera vez antes del 1ro de julio de 2006 tiene una tasa de interés variable. La ley federal controla la tasa de interés variable de los préstamos y se ajusta el 1ro de julio de cada año.
Comisión de apertura
Además de los intereses, tienes que pagar una comisión de apertura que es un porcentaje de la cantidad del capital por cada préstamo subsidiado y no subsidiado que obtengas. El Department of Education (ED) descuenta la comisión antes de que recibas cualquier dinero, para que la cantidad del préstamo que recibas en realidad sea menor que la cantidad que tienes que pagar.
La comisión de apertura para un Federal Direct Loan que se haya desembolsado por primara vez en o después del 1ro de julio de 2010 es 1.0%.

Detalles sobre el préstamo PLUS

Los FDLP ofrecen préstamos PLUS para los padres y estudiantes de posgrado o profesionales que tengan historias de crédito buenas. Los padres pueden pedir prestado para pagar los gastos de los estudios de pregrado de sus hijos dependientes por un monto máximo del costo de estudiar menos cualquier otra ayuda financiera estimada que se reciba. Los estudiantes de posgrado o profesionales pueden pedir prestado para pagar sus propios gastos educativos por un monto máximo del costo de estudiar menos cualquier otra ayuda financiera calculada que reciba. Por lo general, los estudiantes de posgrado o profesionales usan los fondos del préstamo PLUS para los costos educativos que no cubren los préstamos subsidiados y no subsidiados.
Tasas de interés actuales
La tasa de interés del Federal Direct PLUS Loan es fija a 7.9% para los préstamos desembolsados en o después del 1ro de julio de 2006.
Hay dos excepciones para la tasa de interés que se cobra en un Federal Direct PLUS Loan.

  • Para un Federal Direct PLUS Loan, que se haya desembolsado en o después del 1ro de octubre de 2008, a un miembro del servicio militar activo, no se cobra ningún interés durante los períodos de servicio militar activo que califiquen (por hasta 60 meses).
  • Si el prestatario califica bajo la Ley de Ayuda a Miembros Retirados de las Fuerzas Armadas, la tasa de interés sobre los préstamos obtenidos antes de su servicio militar activo podría limitarse a 6% durante ese servicio. 

Comunícate con el Direct Loan Servicing Center para obtener más información sobre estas excepciones.
Un Federal Direct PLUS Loan que se haya desembolsado por primera vez antes del 1ro de julio de 2006 tiene una tasa de interés variable. La ley federal controla la tasa de interés variable de los préstamos y se ajusta el 1ro de julio de cada año.
Comisión de apertura
Además de los intereses, tienes que pagar una comisión de apertura que es un porcentaje de la cantidad del capital por cada préstamo Federal Direct PLUS que obtengas. El Department of Education (ED) descuenta la comisión antes de que recibas cualquier dinero, para que la cantidad del préstamo que recibas en realidad sea menor que la cantidad que tienes que pagar.
La comisión de apertura para un Federal Direct PLUS Loan es 4.0%.

Federal Perkins Loan Program

El Federal Perkins Loan Program ofrece un préstamo a intereses bajos que puedes obtener directamente de la universidad.  La tasa de interés del Perkins es fija a 5% durante la vida del préstamo, y el interés está subsidiado (es decir, el gobierno federal lo paga hasta que comiences a pagar el préstamo, y durante los períodos autorizados de aplazamiento de pago). Debido a que existe una cantidad limitada de fondos federales disponible para cada universidad que participa en este programa, sólo se les ofrece este préstamo a los estudiantes con grandes necesidades económicas. La cantidad máxima que puede pedir prestada cada año en un préstamo Perkins un estudiante de pregrado que reúna los requisitos es $4,000, y un estudiante de postgrado que reúna los requisitos es $8,000.
Para obtener más información sobre los tipos de ayuda económica para los que podrías calificar, incluyendo los préstamos FDLP para ti o tus padres, comunícate con Customer Assistance de TG al (800) 845-6267.  También puedes encontrar más información sobre la ayuda federal estudiantil en la página en Internet del DE www.studentaid.ed.gov.

Cómo enfrentarse al reto de que sus hijos ya no vivan con usted

Para la mayoría de los padres, un hijo ha estado bajo su techo por 18 años. Ahora, en un abrir y cerrar de ojos, se está embarcando hacia su propio destino, hacia la universidad.  Es posible que usted piense “Este es el día que he estado esperando, ¡por fin retomo mi vida!”. Sin embargo, también se siente triste al extrañar la presencia de su hijo en la casa y al ajustarse a su nuevo “nido vacío”.  Al igual que tantos otros padres y madres de hijos que están a punto de ir a la universidad, es posible que se esté preguntando cómo darle su apoyo y a la vez adaptarse al nuevo capítulo en su vida. Lo más importante que debe recordar es que será sin duda un tiempo de ajustes, tanto para usted como para su hijo. Sin embargo, con el enfoque correcto, puede ser la experiencia positiva que se espera para ambos.

Sea una fuerza positiva en la nueva vida de su hijo

Como padres, todos somos protectores por naturaleza y no se debe sentir culpable por serlo. La clave está en darse cuenta cuál es la mejor forma de canalizarlo. Una de las cosas más difíciles de hacer como padre que está enviando a su hijo a la universidad es “dejarlo ir” y evitar la tendencia a involucrarse demasiado.  La mejor posición es la de consejero de su hijo, en vez de tratar de resolverle todos los problemas.  La meta es permitirle que descifre él mismo cómo sobrellevar de manera independiente todos los nuevos retos a los que se pueda enfrentar cada día. 
A continuación le presentamos algunos consejos útiles para ser padre o madre “a distancia”:

Escuche más en vez de sólo dar consejos. 

Quizás sienta el impulso de rescatar a su hijo cuando le llame para contarle que algo va mal con su compañero de cuarto, o que tiene un problema con algún profesor o que no le gusta el plan de comidas de la universidad. En esa situación, lo mejor es ofrecerle empatía sin resolverle en realidad ningún problema. Discuta las distintas maneras para enfrentar la situación, en vez de presentarle las respuestas usted mismo.

Trate a su hijo como un adulto responsable.

Si interacciona con su hijo de una manera que le demuestra su confianza en él, lo más probable es que tome decisiones responsables. Su confianza en él le refuerza su propio nivel de capacidad.  Por el contrario, si le demuestra continuamente una falta de apoyo a su capacidad para tomar decisiones, puede recibir el mensaje de que no es capaz de enfrentar la situación por sí mismo. Asegúrese de comunicarle que usted cree en él, lo cual usted también debe creer.

Sepa cuándo intervenir.

Hay momentos en los que, por supuesto, usted necesita intervenir para ayudar a su hijo. Como padre o madre, muchas veces es difícil determinar cuándo podría ser esto. Sin embargo, lo más obvio es cuando la salud física o mental de su hijo está en riesgo. Es natural que en ese caso usted quiera apoyarlo inmediatamente.
Recuerde, usted ha pasado 18 años criando a su hijo de la mejor manera posible. Permita que brille y se abra camino por sí solo. Lo más seguro es que ya se haya ganado esa confianza.

Cuídese USTED.

Lo más probable es que usted sienta muchas emociones fuertes cuando su hijo se vaya a la universidad. La separación, la tristeza y la preocupación son sólo los más extremos en una gran gama de sentimientos.  Por otra parte, también es probable que esté emocionado, feliz y con la esperanza de un futuro brillante. Recuerde nuevamente que es normal sentirse así y que no es un estado permanente.
A continuación le presentamos algunas maneras útiles para sobrellevar la situación:

Escriba un diario.

Aunque quizá le parezca una idea un poquito loca, se ha demostrado que es muy beneficioso para los padres que acaban de enviar a sus hijos a la universidad y que están experimentando el síndrome del “nido vacío”.  Un diario es un lugar seguro para expresar las emociones que está sintiendo sin que nadie lo juzgue. Llevar nota de sus sentimientos puede ser una manera constructiva de trazar lo que usted quiere en esta nueva etapa de su vida también. Si quiere recibir sugerencias y comentarios, comparta sus pensamientos en una bitácora en Internet (o “blog”).

Tómese tiempo libre.

Algunas veces es fácil olvidarnos de que la vida es más que trabajar y cuidar a los hijos. Podemos perdernos de vista a nosotros mismos como individuos si sólo nos enfocamos continuamente en nuestras funciones como padres o como profesionales.  Dejemos que esta nueva etapa de su vida sea la oportunidad para reencontrarse con un pasatiempo que quizás tuvo o planificar un viaje que siempre había querido hacer. Algunas veces, hacer algo tan simple como irse un día a un spa, alquilar una buena película o probar una clase de yoga en su gimnasio puede ser el revitalizador que tanto necesitaba.  Mientras se cuide más a usted mismo en este momento de transición, mejor podrá servirle a su hijo.

Encuentre un grupo de apoyo.

Lo más reconfortante es saber que no está solo durante todo este proceso. Prácticamente todos los padres que están en la misma situación están experimentando en cierta medida los mismos sentimientos que los suyos. Tome esta oportunidad para solidarizarse con otras personas en la misma situación.  Busque grupos de apoyo que se reúnan en bibliotecas públicas, centros comunitarios, iglesias o incluso por Internet.

Posponga por ahora todos los demás cambios en su vida.

Recuerde que este capítulo en su vida representa un gran cambio para el que va a necesitar tiempo de adaptación. Como todos sabemos, los cambios, buenos o malos, pueden ser estresantes. Si es posible, trate de evitar sobrecargarse con muchos cambios que puedan alterar su vida, como aceptar un trabajo nuevo o mudarse a una nueva casa.

Aunque la situación de cada padre o madre es única, si mantiene una actitud constructiva y de apoyo durante los años que su hijo está en la universidad, lo más probable es que ambos le saquen el mayor provecho a este nuevo capítulo. Y recuerde: ¡dicen que estos son los mejores años en la vida de su hijo! Haga que sean los mejores cuatro años de su vida también, ¡y disfrute el camino!