Circunstancias especiales

Comunícale tu situación particular al administrador de asistencia económica de la universidad.


La idea principal para las ayudas económicas estudiantiles es que, hasta donde puedan, el estudiante y su familia tienen la responsabilidad primaria de pagar los gastos educativos.

Sin embargo, la FAFSA no incluye muchas situaciones particulares. No obstante, hay que considerarlas para evaluar la capacidad de una familia para pagar los costos universitarios. En esos casos, los estudiantes y sus familias deben comunicarle su situación particular a un administrador de asistencia económica en su universidad. Con los documentos apropiados y adecuados, es posible que un administrador de ayuda económica pueda hacer algunos arreglos con la familia, incluyendo reevaluar si el estudiante califica para la asistencia económica.

Situaciones financieras

Un par de ejemplos de circunstancias que pueden justificar una reevaluación de la situación económica del estudiante son:

  • Una reducción de los ingresos; o
  • Una enfermedad catastrófica que haya resultado en una reducción de los bienes o en un aumento en las deudas.

Cuestiones sobre la dependencia

Si un estudiante no cumple con la definición de estudiante independiente, pero cree que no es apropiado o es imposible proveer información de los padres en la FAFSA, el estudiante debe consultar con el administrador de asistencia económica de la universidad a la que desea asistir. Algunas veces un estudiante tiene circunstancias poco comunes que pueden justificar que se obvie su estatus como dependiente. Un administrador de ayuda económica puede, según cada caso, obviar el estatus de dependiente y considerar al estudiante como independiente para efectos de la ayuda económica federal. Sin embargo, la decisión final para hacerlo es del administrador de ayuda y su decisión sobre el asunto de dependencia es final.