Información sobre las tarjetas de crédito

Establece una estrategia de gastos para que no caigas en deudas de tarjetas de crédito.


Bajo ciertas circunstancias, podría ser necesario que obtengas una tarjeta de crédito.

  • Si una tarjeta de crédito es absolutamente necesaria, busca la tarjeta con las mejores condiciones, como una tasa de intereses baja y sin cuotas anuales. Antes de que te afilies, asegúrate de saber a qué te estás afiliando y comprende todas las condiciones, especialmente aquellas relacionadas con las cuotas por retraso y las tasas de intereses variables. A continuación te presentamos algunas preguntas que podría ser útil formular:
    • ¿Cuál es la Tasa Anual Equivalente (APR, por sus siglas en inglés)?
    • ¿Hay que pagar alguna cuota de solicitud?
    • ¿Cuál es la cuota por retraso?
    • ¿Hay que pagar alguna cuota por los avances de efectivo?
  • Monitorea tus gastos de tarjeta de crédito y evita abusar las tarjetas de crédito.
  • Ten sólo una tarjeta de crédito y úsala para emergencias predeterminadas que hayas decidido antes de que recibas la tarjeta.
  • Paga los balances por completo cada mes, o al menos más del pago mínimo.
  • Paga a tiempo para evitar los cobros por retraso.
  • Evita los avances de dinero en efectivo (préstamos con tasas de interés más altas).

Consecuencias de tener mal crédito

La conveniencia de las tarjetas de crédito podría ser tentadora para los estudiantes que gastan más de lo que reciben, pero una deuda excesiva en tarjetas de crédito y los pagos retrasados pueden tener muchas consecuencias negativas:

  • Clasificación crediticia afectada
  • Dificultades y costos mayores para crédito futuro
  • Límites para tus opciones para invertir dinero
  • Consecuencias negativas en tu calidad de vida